30 sept. 2011

Poner a parir


Tuvieron que hacerle una cesárea porque cuando abrió las piernas no se sabía si era hombre o mujer. Debía ser hermafrodita, sí, seguramente...

Y la cesárea tuvo que ser así, de repente, sin anestesia; no tenían siquiera cerca una botella de whisky para darle un trago. Gritaba y gritaba, pero no había otra manera, cosas del destino o de lo que se había buscado. La sangre salía a borbotones y le salpicó la nariz, la boca y los ojos.

26 sept. 2011

Luz plateada

 
- “Hoy hay luna llena...” - le dijo, y ella continuó preparando la cena. Oyó cerrar la puerta cuando él salía.
Le pareció que tardaba, decidió cenar sola y acostarse: seguramente él habría ido un poco más lejos de lo habitual para fotografiarla sin los problemas que ocasiona hacerlo con la luz de la ciudad.

20 sept. 2011

Crimen perfecto

Me han contado que en ciertos países el hombre que se siente “engañado” por su mujer primero mata a los hijos, luego a la mujer y después se suicida. Aquí, en España, cambia un poco: el hombre no soporta que la mujer no lo soporte y le haya pedido el divorcio, entonces le echa la culpa a los celos, dice que está enfermo, la mata a ella delante de los hijos y luego “se suicida” él (bueno, hace como que..., porque después de matar a la ex-mujer ensañándose con ella, resulta que su “suicidio” siempre le sale mal y termina de rositas, como si no hubiera hecho nada... hasta que un tiempo después repite juego con alguna otra que no tenía ni idea de lo que el susodicho había hecho antes).

14 sept. 2011

Hatshepsut

(Ilustración original por Juan Luis López Anaya, en su blog "Dibujos")
(Versionado el original para "Meiga Noite de Lúa" por C.D.)


“Soy la faraona Hatshepsut, aunque los humanos son muy vagos y me dicen “Hatsy”. Pero yo soy la auténtica egipcia, y si no me creeis, mirad mi cola, con aros dorados. Yo soy la que manda en este imperio al que los tontos humanos han denominado “su casa”. Soy hermosa y en mis tierras reina el orden y la paz, nada que ver con otros faraones que han pasado su vida entre guerras y discusiones. Aquí nadie tiene más poder que yo, y nadie me lo quitará, porque he nacido para ser Diosa, y eso seré.”

10 sept. 2011

Ánimas


Toniño, “o ferrador”, estaba harto de la situación. Al menos una vez al mes, casi siempre en luna nueva, se encontraba con que le habían robado las velas que tenía para vender en el ultramarinos (el único negocio del pequeño pueblo). No sabía quién podía ser el ladrón y solamente se le ocurría pensar en Damián, el sacristán; “¡ese rapaz é o demo!”, todos lo decían y echaban pestes contra el cura por haberlo elegido para tales labores; la verdad es que aparte de media docena de viejas, unos cuantos matrimonios ya jubilados, Toniño y su mujer, no había más habitantes en el lugar que Damián (nieto de doña Eulalia, al que ni sus padres lo aguantaban y lo mandaron “de vacaciones definitivas” para casa de la abuela) y Ramón, “o tolo”, así que el cura no había tenido otra opción.

6 sept. 2011

Reductos feudales


- “No lo olvides, ¡no lo olvides nunca!” - le decía Aurita a mi padre delante de mi tío, quien también había sido testigo y víctima de todo aquello. Ella lo recordaba todo como si hubiera ocurrido hacía tan solo unos momentos, lo tenía bien presente, y su forma de contarlo delataba la rabia, el dolor y la indignación que sentía profundamente a pesar de que el tiempo había pasado; pero ni el tiempo puede borrar ciertas cosas.

1 sept. 2011

Predeterminado

Nunca había terminado nada.

Nació antes de tiempo, por cesárea; peligraba la vida de su madre y la suya propia, pero él ni siquiera se dignó a cumplir con su propio nacimiento. No terminó el embarazo ni el parto, provocado, “hay que intervenir”, dijeron los médicos y lo sacaron de allí adentro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...