10 jul. 2011

Bailía de Faro. Sabbath.

Ya era tarde, demasiado tarde.

"Un sueño", pensó, mientras a su mente llegaban imágenes difusas envueltas en olor a incienso. Se vió a sí mismo acurrucado tras la pila bautismal. Delante de sus ojos una luz se filtraba en medio de las figuras humanas vestidas de blanco y allá, ante el altar, aquella escena increíble de la cual no podía apartar la mirada. Quiso acercarse para ver mejor, "no, no es la pila, es..."; fue entonces cuando reconoció el lugar, tropezó, todo se volvió oscuro. "Otra pesadilla", se dijo, hasta el momento en que llevó su mano a su propia cabeza, le dolía. El suelo y sus ropas aparecieron teñidos de sangre, su propia sangre.


Aquella mañana Don José le había entregado la llave: ve, abre la puerta del archivo que yo iré enseguida. Nunca había sido así; seguramente nunca en siglos su superior o quien ocupase su lugar habría entregado la llave a nadie, ni siquiera a su colaborador más fiel. Pero órdenes son órdenes, abrió y se quedó curioseando mientras esperaba; sabía que no podía tocarlo, pero nada ni nadie en ese momento le impedía observarlo con más detalle de lo habitual y sin la vigilancia severa de los demás.
Oyó unos pasos, debía ser Don José; mejor alejarse de allí. No, no era él, no sabía quién era, pero el, la o lo que fuese había entrado como un fantasma; se asustó y se escondió. No podía creer lo que sus ojos le decían, se armó del valor que ni siquiera sabía que tenía y cuando abandonó el archivo lo siguió. No podía ser cierto...

Ver su mano ensangrentada le devolvió a la realidad. Todo parecía un sueño, pero no lo era. Había seguido a aquella figura fantasmagórica hasta la salida de la catedral; otras figuras como aquella le esperaban y veladamente, como cumpliendo paso a paso un plan minuciosamente concebido, se dirigieron hacia... Ahí se perdía el recuerdo. Debieron golpearle en la cabeza al descubrirlo, o quizá ya sabían que estaba allí... Y encontrarse tendido en el último banco de la iglesia, despertar por el humo y aquellas extrañas letanías que no le eran conocidas; deslizarse hasta el fondo para intentar escapar, pero no haber podido llegar a las robustas puertas. Acurrucarse tras...¡la Hidra de Caná!, no poder distinguir con claridad lo que ocurría en el altar, acercarse y verlo ¡allí!, reposando sobre un cojín escarlata en brazos de un hombre alto cuyo rostro cree reconocer. Unos doce ¿soldados? ¿frailes? en pie llevando ropas y capas blancas con cruces rojas; allá, al fondo, una rosa enorme delante del crucifijo, el dolor en la cabeza, los brazos de aquel hombre elevándose y, en ese momento, una luz cegadora nace de la nada e inunda el templo; todos, menos el ¿maestre? se arrodillan. Proteger los ojos pero seguir observando; un haz de luz entra por el centro del rosetón de la iglesia, rebota en el libro alzado y se dirige cual señal divina hacia el centro de la rosa; sobre la cabeza del Pater (ahora lo reconocía) se dibuja una aureola perfecta. Aquellos gritos "Selah" (¿o "Shiloh"?)..; retroceder asustado intentando alcanzar la puerta, tropezar con el bajo de su propia sotana, caer; saber que uno está en dónde no debe, cuando no debe, no saber nada ya...

Nadie se lo iba a creer. Solamente la certeza de que aún tenía la llave en su poder podría librarle de la culpa ajena que ya veía sobre sus hombros. Se quita el zapato (para algo tan extraño, había pensado, mejor guardarla en un lugar más extraño). Nada, allí ya no hay nada.

Las pruebas apuntan en la misma dirección. La llave apareció en la cerradura, pero el Códice no estaba. 

"¿Por qué a mi? ¿qué he hecho yo? No puedo hacer nada...  Menos mal que estamos en el siglo XXI. Si hubiera sido otra época, éstos me tendrían ahora ardiendo en una hoguera ", siguió pensando en silencio.

"¿Tan seguro estás?", la voz grave había sido muy clara, pero del otro lado de las rejas, en el pasillo, no había nadie.

Era un sábado, sabbath («festival de la diosa de la Luna que menstrua»).

-----------------------------

Nota bibliográfica.
En los siguientes links se puede hallar información sobre las fuentes que he utilizado para determinados datos concretos en la realización de este escrito:

http://fotoscdnegrosaten.blogspot.com/p/videos-de-cd.html


14 comentarios:

  1. un buen texto, misterioso e intrigante, ligado e inspirado a su vez por hechos actuales que dan a formular muchas preguntas: ¿quién mandó robar el códice?, ¿quién o quiénes están implicados en el robo?, ¿volverá a su lugar el códice con el tiempo? sólo el tiempo tiene las respuestas. un beso.

    ResponderEliminar
  2. Carmen:
    Éste es el mejor texto tuyo que he leído, deja de lado lo "vivencial" para meterse de lleno en el terreno de la ficción mejor escrita. Tiene una excelente idea y está muy bien relatado.
    En lo que a mí me toca: Nada. Todo es mérito tuyo, no es bueno reclamar o aceptar laureles que a uno no le corresponden. Tal vez sólo acepte la idea de que el vínculo, la comunicación, generan hechos creativos. A mí me pasó contigo, ¿por qué no a ti?, pero nada más.
    Me alegra mucho ver que este espacio crece... y ahora puedo decirlo: no sólo a nivel estadística, sino en su calidad literaria.
    Escribí demasiado, así que me retiro. Espero que todos puedan valorar tu escrito.
    Un beso enorme.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  3. Sangre, robo, misterio... que te dejan con ganas de mas. Me ha atrapado el querer mas detalles, quien, porque y para que.

    Buen texto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pido permiso para revisar...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. hola Carmen;
    una narracción sugerente, sin duda alguna. Los templarios dan mucho juego. Por si te puede servir de orientación, la mejor introducción histórica que he leído sobre la Orden del Temple la encontré curiosamente en una novela, El péndulo de Foucault. Las numerosas sectas secretas que hasta hoy se declaran sus descendientes ya son otro cantar, innumerables y a menudo decepcionantes, algunas tienen incluso página web..

    besos,

    ResponderEliminar
  6. El Escritor, permiso concedido.

    Maslama, ya te respondí en el otro blog. Me extendí demasiado; por favor, consulta allí. Gracias.



    Uno de mis "soles" lleva dos días, con sus noches, con demasiada temperatura. Mientras le baja la fiebre tengo poco tiempo para estar por aquí. Espero en breve poder responder a todos los que habeis pasado y habeis comentado, y os lo agradezco. También iré pasando por vuestros blogs en la medida en que me vaya siendo posible.

    Un fuerte abrazo.

    Biquiños.


    Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Este es un tema sumamente interesante, miles de historias han emergido de esto, cada una con su propia interpretación. Sin duda, tu relato es muy interesante :)

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Pesadilla,sueño,despertar...buen relato,sí señora

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Querida amiga Carmem,mas que bonito. Tú has colocacioness mucho ricas em mis letras. Si, cuando hablo que mi amado tiene el aroma de benjuim,más este aroma es oriental que ven del ANBAR mui conocido en el mundo, isto condiz com Cantares de Salomão un libro rico de amor y sexo que yo adoro leer siempre. Mas, ya los otros como de Afonso,cantigas medievalles,no mi querida yo no conosco y realmente quedo encantada con el que me hablas.
    Muchas gracias por tu carino y por gustar de mis poesias amada.

    Más un maravilloso texto lleno de misterios que nos lleba a refletirlo para entender mejor.

    Que todo ya esteja resolvido con tus hijos y familiares.

    Dios es bueno y ama los tuyos y a ti

    Besos y una semana de glórias ,éxitos

    ResponderEliminar
  10. Vaya... si que le das bien al arte de la escritura :)

    Buena lectura, otra de mis aficiones es leer, lo que pasa es que no le dedico tanto tiempo como quisiera...

    Muchas gracias, si algun dia consigo esa escena que me propones en el blog, pues no dudes de que te hago llegar una copia!!!

    Biquiños mil!!!

    ResponderEliminar
  11. Interesante narración. Me gusta mucho estos escritos con intrigas, interrogantes, reflexiones.
    Te felicito Carmen por el texto y la fotografía, complementan estupendamente.
    Espero te vaya bien y tu "sol" se encuentre recuperado.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  12. simple mente genial
    me a encantado pasar a leerte
    es un excelente texto
    muchos saludos y q tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado mucho.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  14. Gracias a todos por vuestros comentarios en este post.

    Me es casi tan complicado responderos uno a uno como lo ha sido escribir "Bailía de Faro. Sabbath" . Tenía muchas dudas y no quería meterme en terrenos desconocidos por lo que la labor de investigación que le precede hace de este escrito uno de los que más he trabajado, y más aún teniendo en cuenta que no es uno de los temas que suelo tratar.

    Pero me ha gustado el resultado de la investigación y, modestamente, el del escrito. No descarto volver a retomar este tipo de temas, sobre todo por la buena acogida que le habeis brindado y que nuevamente agradezco.

    Un abrazo fuerte para cada uno.

    Biquiños... desde la antigua Faro (ahora sí puedo decirlo).

    Carmen.

    ResponderEliminar

Si alguna vez te has quedado mirando a la luna, o a las estrellas, tú también tienes algo que comentar...
Y si no lo has hecho, nada te impide escribir un pequeño comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...