1 jun. 2013

Entre mis sábanas de seda

Tenue luz que entra por la ventana
En la tarde
El silencio te reclama
Y llegas…
Inundas el espacio
Invades cada átomo
Te adueñas de todo

Como sombra
Ocultando hasta la calma
Obligando a los miedos
A salir de su escondite

No quiero verte
No quiero sentirte
No quiero dejar que te cueles
Por los poros de mi piel
Cierro los ojos
Me dejo ir al mundo de los sueños
No permito que vuelvas a hacerme tuya

Cuando la noche asome
Abriré los ojos al mundo
Ya no estarás
Ya te habrás ido
Estaré sola entre mis sábanas de seda
Pero tú, soledad, no estarás conmigo

3 comentarios:

  1. Queridos amigos: ¡Un abrazo!

    Biquiños.

    Carmen

    ResponderEliminar
  2. el silencio y la soledad deben ser primas hermanas donde la acotación del tiempo es como el gen familiar que las une. ¡son tan diferentes y parecidas entre sí al mismo tiempo!
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son como imanes que giran: a veces te atraen, a veces te repelen...
      Biquiños!!

      Eliminar

Si alguna vez te has quedado mirando a la luna, o a las estrellas, tú también tienes algo que comentar...
Y si no lo has hecho, nada te impide escribir un pequeño comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...