26 mar. 2012

Bajo su sombra

En lo alto de la colina se mostraba al mundo un hermoso roble. El sol, el viento, la lluvia... todos los elementos lo admiraban y respetaban como grandioso y noble ejemplar que era. Otros árboles tenían que conformarse con lugares menos favorecedores. Pero las cosas eran así, y así tenían que ser. Sin embargo, aquel roble escondía en sus entrañas círculos de cortezas de su pasado que le atormentaban y no le abandonaban ni en los malos, ni en los buenos momentos.

18 mar. 2012

Volver


No querías volver, pero finalmente estás ahí, delante de la pesada losa; y sigues pensando en cómo fuiste, en aquel entonces, capaz de moverla. Observas con atención y te das cuenta de que nadie ha tocado nada, sabes que nadie siquiera ha reparado en ella, nadie se ha fijado, y de que tu secreto está a salvo. Sigue allí, dentro de ese pozo, muerto y descuartizado, tal y como hace tantos años lo has dejado, y sabes que desde entonces no ha podido hacer más daño a nadie. Tan solo podría hacerte daño a tí, si alguien descubriese la losa, si alguien la moviese, si alguien llegase a saber algún día lo que le has hecho. Y lo peor de todo es pensar que quizá nadie nunca llegase a saber lo que él te hizo a tí, la razón de por qué lo acuchillaste con saña, con rabia, con ese dolor que aún no cesa, que no te deja ni te dejaba vivir; la razón de por qué le cortaste en trocitos, ya ni sabes cómo, y lo metiste ahí adentro. Pero es muy posible que nunca nadie sepa nada, pues nadie le ha echado en falta; por algo sería... Ahora, delante de la losa en el suelo del patio, te siguen temblando las delgadas piernas, los largos brazos; tiemblan tus manos, tu cuerpo de niña, con tu camisa blanca, con los zapatos negros, con tu pelo largo sujeto por una hebilla, con la corbata a rayas  y la falda azul del uniforme del colegio... Han pasado tantos años..., y sigues siendo la misma niña que acababa de cumplir los siete... Vuelves a sentir miedo y no sabes si es por lo que hay allí abajo, o por volver a verte como entonces...

13 mar. 2012

Cuenta atrás

Hoy me has llamado después de tanto, tanto tiempo... Querías volver a verme.

¡Por supuesto, cómo no!, te dije. Ya estabas en la puerta. Entraste, te invité a un café. 

9 mar. 2012

Hielo

Hielo. ¡Tanto frío! Y de la rosa ardiente, de ella, de la mujer que te amó..., has dejado el corazón helado.

4 mar. 2012

Teatro

No es la primera vez. Bueno, sí, es la primera vez que hay tanto público. Pero no importa, todo va a salir bien. Tan solo tengo que decir una frase, dar media vuelta y volver a salir del escenario. Tiene que salir todo bien. No: ¡va a salir todo bien! 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...