31 ene. 2012

La ola del silencio


Como una losa, la ola del silencio ha vuelto a caernos encima.


La mar es mujer, y hay que conocerla, cuidarla y respetarla - me decía hace años un amigo, un viejo lobo de mar.

Y yo no sé si de verdad eran necesarias tantas lágrimas.

No quiero decir más nada. Tan solo me atrevo a susurrarle: mar, mujer..., devuélvenos a los hombres que te has llevado; mira a sus madres, sus compañeras, mira a tantos hijos que no han tenido culpa...

Yo no sé si este mar me oirá...

36 comentarios:

  1. Queridos amigos:


    En primer lugar, agradecer vuestras visitas y comentarios en el blog y en "Lloviendo", en particular. Sí, es triste, pero no lo es menos la situación que en nuestra cuidad se está viviendo. Las palabras se niegan a salir cuando una tragedia así vuelve a recordarnos aquellas cosas que... En fin; os invito a leer "La ola del silencio".

    De verdad que a veces no es fácil escribir o hablar.

    Quiero dedicar este nuevo post a las familias y amigos de quienes, sin pensar más que en querer ayudar, arriesgaron sus vidas para intentar salvar otras, y, al final, perdieron las suyas en las aguas que rodean nuestra ciudad.


    Biquiños.


    Carmen

    ResponderEliminar
  2. En la ciudad en que nací: Angra dos Reis, ciudad marítima y de pescadores, por cierto, hay un monumento en el que, todas las noches, decenas de familias encienden velas para recordar a los que se quedaron en el seno del mar. Por el abuelo, por el tío, por el hermano... que ya no volverán.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro a tí, Humberto.

      Aquí, en Galicia, hay muchos monumentos, cruces y demás recordatorios de los que se han ido y no volverán. Pero lo que ha ocurrido en la noche del jueves todavía nos tiene envueltos en ese silencio que deja la espera cuando no se sabe, pero se sospecha, el tiempo que todavía habrá que esperar.

      Sigo dando la razón al viejo marino: conocerla, cuidarla y respetarla. Y cuando eso no se hace, la mar se rebela.

      Otro beso para tí.

      Carmen.

      Eliminar
  3. El mar, la mar, que dos bonitos temas para escribir, pero cuantas vidas se ha llevado a sus entrañas, algunas de ellas sin razòn. Los marengos de mi ciudad creen en sirenas y miran al mar con mucho respeto.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fus. Yo creo que los únicos que no miran al mar con respeto son precísamente aquellos que no lo conocen, y los hechos lo demuestran.

      Biquiños!

      Eliminar
  4. Desde los Pirineos mis más sinceros ánimos para esas familias que tanto están sufriendo.

    Abrazos Carmen desde mi refugio helado

    Sigo Soñando - Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta. Imagino cómo estareis ahí si aquí, al lado del mar, hace tantísimo frío. Anoche hemos estado en momentos bajo cero, aunque no haya nevado. Las lluvias, las tormentas, los vientos fuertes..., a todo eso estamos acostumbrados, pero no a tantísimo frío.

      Biquiños!

      Eliminar
  5. Vivo esta tragedia desde la ventana de casa, Carmen, mirando al Orzán. Un día tras otro veo la tenacidad incansable con la que se les busca sin caer en la desesperanza.

    Es tremendo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro. Ahí, al lado de la playa, tiene que ser duro vivir estas cosas, pero no lo es mucho menos aunque se viva en otros lugares de la ciudad. Siempre, por unas cosas o por otras, se termina pasando por allí, y, aunque así no fuera, ésto ha sido muy fuerte.

      Biquiños...

      Eliminar
  6. Ahhh carmen, que duro se estará haciendo para esas familias, para que los que no los conociamos se nos hace dificil de leer el periodico y tan solo de verlo en la tele.Yo no puedo leer ni el periodico.Es algo tan expeluznante que por ahora, ni opinión se puede dar del caso,porque hablariamos con el corazón y no con la cabeza. Hoy volvieron a repetir que el niño no se iba a bañar.Me lo dijo mi madre que lo había oido en la tele.No se carmen,es tannn dificil....Milll besitos gallega!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Midala, es muy difícil hablar sobre el tema y muy doloroso pensar en ello.

      ¡Biquiños!

      Eliminar
  7. Esa ola de silencio debería hacer pensar a la gente, a los muchachos que por las noches, inconscientes, se meten en ese mar. El lobo de mar que te dijo que el mar es mujer; sí es mujer, pues estaba habituado a hacerse "á mar" pero un niño que no sabe del mar más que un gato... Aún así sería bueno que la mar devolviera los cuerpos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola C.C.

      Parece que, como si fuera un castigo, el mar ha devuelto a los policías pero quiere retener aún al chaval que causó todo ésto. Tienes razón: sería bueno que los devolviera todos para que las familias pudieran, por fin, encontrar un poco de paz.

      Otro abrazo enorme para tí.

      ¡Biquiños!

      Eliminar
  8. Carmen, la mar es vida y muerte al mismo tiempo. Vida porque nos da tanto y muerte pues cuando está brava mejor alejarse. Es una tragedia lo que les ha ocurrido a esos policías por culpa de una imprudencia, y ellos son los valientes que arriesgaron su vida. La mar debería apiadarse de ellos.

    Bessets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nicolás. La mar es como es, y si pudiera "humanizarse", podría decirse que se nos ha vuelto un poco carpichosa al devolver a los policías pero quedarse con el cuerpo del chico. No sé. Prefiero no opinar. Yo también le tengo mucho respeto; me encanta mirarla, pero siempre con los pies en lugar que crea bien seguro.

      ¡Biquiños!

      Eliminar
  9. Animo querida Carmen.

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cecy. Otro abrazo muy fuerte para tí...

      Eliminar
  10. lo único que he escuchado siempre del mar desde niño es que "es traicionero", y se podría agregar que caprichoso, porque si está de ánimos devuelve o no, lo que se lleva. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Draco. Es posible que se le pueda calificar como tal, pero por eso mismo hay que tenerlo siempre en cuenta y no jugar con el mar, o desafiarle.

      ¡Biquiños!

      Eliminar
  11. Todo lo devuelve aunque no en el mismo sitio.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre, Linda Flor, no siempre. Son muchos los que se ha llevado y se ha quedado con ellos...

      Un fuerte abrazo, amiga!

      Eliminar
  12. El mar encierra tanta belleza como tragedia.
    Y si que es cierto que devuelve lo que no es suyo, pero las corrientes lo arrastran hacia otros lugares.
    Un abrazo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juglar. Dos caras de una misma moneda, si, y por eso mismo hay que tenerlo siempre bien presente.

      Un abrazo!

      Eliminar
  13. Carmen El Mar como todo en esta vida tiene dos polos el auténtico y el dañino me gusta su homenaje.

    Un cordial saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Ramón.
      Sí, como todo, o casi todo, es un arma de doble filo con la que no se debería jugar.

      Biquiños!

      Eliminar
  14. A mi siempre me han dicho que hay que tenerle mucho respeto al mar pues es traicionero, pero a veces, para los héroes anónimos, el intentar rescatar una vida es lo único que importa, aunque a veces eso les cueste la propia.

    Qué pena eso que mencionas que ha ocurrido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alezhi.

      Aquí nadie duda de que los que se echaron al mar para intentar salvar a los dos chicos no pensaron más que en querer rescatarlos. Bien conocían todos ellos de las características de esas playas y, sobre todo, en esa noche en concreto. Había alerta y se les había avisado de que no bajasen al arenal; minutos antes habían tenido que ir a buscar a otros jóvenes que sí habían bajado. Y, al final, avisados y todo, no hicieron caso y ocurrió lo que ocurrió. Lo que está claro es que ninguno se metió allí pensando en que podría perder la vida.

      Biquiños.

      Eliminar
  15. Hola Carmen, ya has reactivado tu antiguo blog, me gusta y me quede seguiendote
    "La ola del silencio" es una plegaria exquisita, muy profunda

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lapislázuli. No es éste el blog del que hablaba en el post del Diario de una Cardiópata; el blog al que me refería ya no existe, pero los textos los tengo guardados en el pc. Poco a poco iré subiendo algunos, aunque intentaré intercalar cosas nuevas porque la mayoría de los que he "rescatado" son pequeños poemas.

      Gracias por estar ahí y por tus palabras.

      Biquiños!

      Eliminar
  16. Hola Carmen, vale tu homenaje a todos aquellos que dieron sus vidas para intentar salvar a otros, no hay amor mas grande que ese.

    La inmensidad del mar encierra belleza y tragedia en un mismo ser.

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertas tus palabras, Guille; pero muy tristes los acontecimientos que han desencadenado este post.

      Otro beso para tí.

      Eliminar
  17. Hoy el mar ha devuelto dos de los tres cuerpos desaparecidos la semana pasada en aguas del Orzán.

    ResponderEliminar
  18. Es doblemente triste que una irresponsabilidad origine una tragedia. Cosas que pasan, se suele decir. Ojalá no vuelvan a repetirse.

    Un abrazo Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso esperamos todos, Juan, que no vuelva a repetirse. Sin embargo, me parece que es mucho pedir y que volverá a haber noticias similares. Yo espero que no sea pronto y que no sean algo habitual.

      ¡Biquiños!

      Eliminar
  19. Sentido homenaje, Carmen!!! El mar, la mar... Es naturaleza pura y por lo tanto hay que tenerle respeto. Yo que vivo en Mar del Plata -una ciudad balnearia- he visto casos similares. ¿Imprudencia, culpas, irresponsabilidad, fatalidad, destino? ¡Tantas formas de calificarlo! Todas lamentables, por cierto. ¡Fortaleza a esas familias! Un beso grande, Carmen!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Diana.
      Creo que solamente una vez estuve en Mar del Plata; pero era muy pequeña y apenas recuerdo. Cosas como éstas ocurren en todas partes...

      ¡Biquiños!

      Eliminar

Si alguna vez te has quedado mirando a la luna, o a las estrellas, tú también tienes algo que comentar...
Y si no lo has hecho, nada te impide escribir un pequeño comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...