14 sept. 2011

Hatshepsut

(Ilustración original por Juan Luis López Anaya, en su blog "Dibujos")
(Versionado el original para "Meiga Noite de Lúa" por C.D.)


“Soy la faraona Hatshepsut, aunque los humanos son muy vagos y me dicen “Hatsy”. Pero yo soy la auténtica egipcia, y si no me creeis, mirad mi cola, con aros dorados. Yo soy la que manda en este imperio al que los tontos humanos han denominado “su casa”. Soy hermosa y en mis tierras reina el orden y la paz, nada que ver con otros faraones que han pasado su vida entre guerras y discusiones. Aquí nadie tiene más poder que yo, y nadie me lo quitará, porque he nacido para ser Diosa, y eso seré.”



Los humanos abandonaron “su casa” y Hatsy era un estorbo para el piso al que se iban, así que esa noche la dejaron asomarse a la ventana, como siempre, luego se la cerraron y ella nunca pudo volver a entrar. Ellos se fueron.

“Soy Hatshepsut, faraona egipcia. Todos vosotros, gatos callejeros, debeis rendir culto a vuestra reina. Mirad mis ojos, mirad los aros dorados de mi cola, y vereis que soy vuestra diosa...”

Un gato gris con malas pulgas la miró de reojo y la atacó por sorpresa. Saltó sobre ella y sin mediar maullido le hizo saber que fuera de “su casa” era una gata como las demás. Hatshepsut gritó su maullido más doloroso e inesperado y se revolvió contra el gato gris cuando éste por fin salió de sus entrañas más reales... El gato gris desapareció, como todos los gatos después de la cópula.

En “la casa” hay nuevos humanos y nuevo faraón en la ventana; se llama Tutmosis (Tuty, le dicen los humanos). En la calle, Hatsy amamanta a sus crías reales, que nunca llegarán a ser faraones, ni reyes, ni dioses, ni nada.

26 comentarios:

  1. Estimados lectores y queridos amigos:

    Gracias por los comentarios en "Ánimas" y por vuestras visitas. Quizá algunas cosas no sean fáciles de entender si no se conoce la base de la leyenda en que se basa el cuento, por eso he dejado en el post un link para quienes quisieran informarse al respecto.

    Hoy presento "Hatshepsut", con sabor real (en varios sentidos de la palabra) e ilustrado por Juan Luis López Ayala.

    Un abrazo...

    Carmen.
    ------------------

    P.D.: A mis lectores y amigos en Buenos Aires y a sus familias:

    Mis blogs, sobre todo Meiga Noite de Lúa, son seguidos por mucha gente que vive en Argentina, varias personas de Buenos Aires. Esta mañana he sabido del gravísimo accidente en Flores y como muchos de mis seguidores viven en la ciudad, quisiera haceros llegar mi pesar por lo sucedido, mis condolencias a las familias de los fallecidos y mucha fuerza y ánimo a los heridos y todos sus familiares y amigos. Quisiera que esto no hubiera ocurrido; en la mente planean no ya por la forma, sino por el resultado, los recuerdos del 11-M en Madrid, fecha y hechos en que casi pierdo a mi mejor amiga, pero no es por mí el dolor que siento, sino por toda esa gente que se está viendo afectada. También tengo algunos familiares en la ciudad y aún no he podido contactar con todos ellos.

    Ánimo a todos. Sí, yo nací en Buenos Aires, y aunque también soy española, en estos momentos me tira fuertemente todo lo de dentro de mi ser que sigue "viviendo" con todos ustedes. Un fuerte abrazo...

    Carmen

    ResponderEliminar
  2. incluso hasta hay humanos muy inocentes ellos, que se dan de bruces contra la realidad cuando se alejan del entorno de su seguridad.

    ResponderEliminar
  3. A veces llega el momento en que los títulos de nobleza se ven vulnerados por una democrática pero perturbadora realidad igualadora.

    Bien por el cuento.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. La dignidad no depende de títulos nobiliarios externos, sino que es interna. La realidad fuera de nuestro microcosmos puede ser cruel pero tarde o temprano hay que enfrentarse a ella, reconocerse y acomodarse a ella. Un buen relato.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Ánimo para esos Argentinos que se han visto involucrados en el accidente.

    Me gusta ese retoque de invertir los colores y la posición, queda curioso.

    ...mi segundo apellido es Anaya...pero no se lo digas a nadie!!! :)

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  6. ¡Trágica realidad! Mis condolencias para los hermanos de porteños y platenses...
    Carmen: ninguno seremos faraones de nada. Yo aspiro a ser una persona íntegra y cabal,
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Pues dejando a un lado el sentido profundo que todos le ven al cuento, a mí me ha dado mucha pena la pobre Hatsy. Yo también le cierro la ventana a mi gata, pero para que no se asome, no sea que se caiga. Por cierto se llama Lúa, como tu blog :)

    ResponderEliminar
  8. Fantastico relato, me lo he pasado bomba leyendolo, yo tengo un relato triple similar, http://elcofredelchirri.blogspot.com/2010/11/gaterias.html
    uno de ellos es parecido, pero le puse de nombre Bastet que es la diosa egipcia de forma de gato, hay un libro estupendo sobre la reina Hatshepsut, una muy bella historia de amor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. La sangre roja que quiere ser princesa suele acabar con una buena camada y cara de rana.

    Un abrazo Carmen

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Egipto y me gusta mucho su panteón y esta diosa felina, no se quiza porque todo el mundo me dice que tengo ojos de gato, soy un poco felino y lunatico.

    ResponderEliminar
  11. Esta historia me ha gustado mucho, me imaginé a al gatita pobrecita pero ni modo, snif.



    besos.

    ResponderEliminar
  12. No ha existido ninguna "faraona" que haya podido contra la fuerza bruta del populacho... Ahora a cuidar su plebe. je.
    Un beso enorme.

    PD: Está muy bien lo que hiciste, fue espontáneo y mi blog es un espacio para eso también. Acá las cosas van volviendo a la normalidad, eso sí, con 11 personas menos. Una cagada (perdón).

    ResponderEliminar
  13. GRAN historia, Carmen!!! ¡Me encantó!

    ¿Quién no se ha sentido diosa o dios en algún momento? Tal vez en el amor o quizás en un lugar o ante una situación; por cierto tiempo, por un momento o por sólo un instante... cuando de pronto, bastó dar un paso muy corto para ver el pedestal hecho añicos y caer en la realidad. ¡Ay!

    En cuanto a la tragedia ¡terrible! No me ha tocado directamente ya que vivo en Mar del Plata, pero me conmocionó sobremanera. Mi solidaridad para todos aquellos afectados y a sus familias -rotas-, por un absurdo e increíble accidente, negligencia o lo que fuere... pero ya están rotas irreparablemente.
    Un beso grande y GRACIAS por tu inmenso corazón que alberga a mi bandera.

    ResponderEliminar
  14. Ahhh, por cierto, me olvidaba... ¡Muy buena iustracion de Juanlu!

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado este relato!!!!!!! Carmen jugar con los dioses egipcios y los faraones haciéndolos uno solo.

    Sabes para mí los gatos tienen ese halo espiritual que los hace tan especiales, tengo 4 angoras que son las reinas de mi casa.

    Y mi trabajo es la antropología histórica, así que este relato es algo especial para mí tambien.

    Un besazo

    Pd.- Reitero de nuevo mi sincero pésame y te incluyo en lo que puede tocarte.. espero que ya hayas recibido noticias de tus familiares allá.

    ResponderEliminar
  16. Olá, vim conhecer seu blog , e amei demais. Achei o texto maravilhoso, e de muito bom gosto.
    Estou te seguindo, e convido a conhecer meu blog e seguir-me se gostares .
    Um grande abraço!
    Smareis

    ResponderEliminar
  17. Dile que le mando a mi Zimba! 

    Gracias por tener presente a este buenos aires que anda triste, yo dos veces a la semana ando cerquita de ahí, y realmente una tragedia.

    Un abrazo Carmen.

    ResponderEliminar
  18. Hola Carmen, me temo que yo tendré la opción de ir a parvularios, pero te dejo mi saludo y ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  19. These cats are magnificent.

    Have a SUPER weekend, Carmen !

    ResponderEliminar
  20. Un interesante repaso a la historia de la reina Hatshepsut, actualmente ha despertado un gran interés en arqueólogos e historiadores.
    que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Es una forma muy cobarde el arrancar de esa forma el "dominio" de un gato, detesto cuando la gente se comporta de esa forma y cual si fueran basura botan a quien un día sin pedirlo llegó al hogar y fue parte de la familia, no me gustan los gatos, pero lo que mas me disgusta es la gente que muchas veces no tiene respeto por la vida, pues inferior o superior, los animales también tienen derecho a pisar la misma tierra que nosotros.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Carmen por tu comentario, podemos explotar sí , pero también rectificar, los niños lo aprenden todo y la crueldad es lo primero que aprenden.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  23. Carmen mi querida amiga siempre mucho sensible con mis letras y vengo felicitar por tus conoscimientos que cambian a cada mirada de nosotros todos tus amigos por acá.

    Reintero las felicitaciones y un feliz dia de la semana.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Gran relato. Estos gatos... tienen glamour ¿por qué será?
    Salu2

    ResponderEliminar
  25. Gostei muito do escrito, é fascinante, tenha um bela semana, beijo !!!

    ResponderEliminar
  26. el linaje es solo una cuestiòn del hazar, de aquellos que se encuentran como parte de un grupo -seleccionado- tu bello relato nos recuerda que las leyes naturales e instintuales se imponen a estos convencionalismos y no conocen de tantas reglas. Me ha gustado el ambiente egipcio.
    un saludo Blas

    ResponderEliminar

Si alguna vez te has quedado mirando a la luna, o a las estrellas, tú también tienes algo que comentar...
Y si no lo has hecho, nada te impide escribir un pequeño comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...