23 jun. 2011

Dormir

"El último café. No, ya no; mejor me voy a dormir. Dos semanas de exámenes, casi no he pegado ojo; no puedo más. El último, ya estoy en casa... A la porra los libros y los apuntes; no sé si llevarlos para la hoguera y quemarlos en San Juan. Me voy pa'cama...


Maldita sea. Sí, ya sé que el jamaicano toca muy bien el teclado. El otro finde estaba con su grupo en el pub, me invitó a un refresco (nada de alcohol, chico); sabe que soy menor, aunque ya nunca me piden el carnet y me dejan entrar en todos los garitos. Pronto..., pronto será mi cumple... Pero no puedo dormirme si sigue ensayando en el bajo, siempre repitiendo los mismos acordes; se conoce que aún no llegaron los demás y está practicando solo. A ver si...

¡No! La vieja de arriba con la aspiradora. ¡Cualquier día llegará abajo de tanto aspirar! ¡Quiero dormir!

En algún sitio estarán los stilnox de mi madre. Cuando los toma no la despierta ni un terremoto. A ver..., el botiquín..., no; la mesilla..., no; seguro que si quito ese cajón del ropero ...¡bingo! Vaya m.... de pastillas, son en miniatura. Me tomaré dos, o tres...

¡Jamaicano!, maldita sea ¡Vieja..! que me quiero dormir...

La caja de herramientas del jardín, je, las tijeras de podar. Se van a enterar. Los muy imbéciles siempre dejan la puerta del cuarto de contadores de la electricidad sin cerrar; a ver, este cable, aquel... ese parece que es el que viene de la calle...

¿Qué son esas luces que se mueven...? ¿Sirenas...?"


- ¿Gabriel?, despierta. Gabriel... ¡GABRIEL...!

11 comentarios:

  1. una rara combinación de pastillas y cortocircuito puso ko en el cuarto de contadores a gabriel. un poco más y se "duerme" del todo. un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... voy al texto: me gustó, aunque esta vez predije el final. Así y todo están esos dos elementos de los que te hablaba en otra entrada.

    Ahora bien, técnicamente hoy día ya no es así, ni tomándote 30 pastillas de benzodiazepina te mueres, antes con los barbitúricos era diferente, la dosis justa te dormía, una de más y te ibas. Lo extraño es que la gente aún cree que puede suicidarse con alplax o esos medicamentos, cuando en verdad dos blisters de aspirina te mandan al otro mundo... ¡mucho más fácil!
    Un beso enorme de este padrino medio desaparecido.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  3. Greetings from Finland. This, through a blog is a great get to know other countries and their people, nature and culture. Come take a look Teuvo images and blog to tell all your friends that your country flag will stand up to my collection of flag higher. Sincerely, Teuvo Vehkalahti Finland

    ResponderEliminar
  4. Me agradan los textos que me hacen reir (por eso es que me gustan tanto los de Dumas) y aquí la frase que rescato es la de ("¡No! La vieja de arriba con la aspiradora. ¡Cualquier día llegará abajo de tanto aspirar! ¡Quiero dormir!") que en verdad ya me la imagino traspasando la medianía del piso y estarse a punto de caer sobre la cabeza de Gabriel, jajaja. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por seguirme. Muy buen blog, te estoy siguiendo.

    ResponderEliminar
  6. Lindo blog...Seguirei a partir de hoje!!! Mui belo

    ResponderEliminar
  7. Lendo seu perfil quem sabe te chamaria de Lua inspiradora dos grandes poetas.
    De noite ñ chamaria pois você não é escuridão e sim uma luz infita.
    Estou seguindo seu blog venha embarcar comigo numa doce viagem.
    Um feliz Domingo,Evanir.

    ResponderEliminar
  8. Hola Draco. Sí , esa podría ser una versión. El cansancio extremo puede jugar malas pasadas...

    Buenas noches Humberto. Me alegra que te haya gustado el texto, sin embargo ¿tan seguro estás de haber predicho el final? Nada hay en el escrito que aclare si el muchacho se quedó dormido inmediatamente y tuvo sueños que creyó reales, o si se durmió pensando en lo que podría hacer, o si llegó o no a tomar las pastillas y se durmió luego; y si de verdad las llegó a tomar ¿quién dice que no soñó con lo demás?. Un stilnox puede hacerte jugar malas pasadas, cuanto más si se toman dos o tres (no lo he probado, no tengo intención). ¿Llegó a tener fuerzas para encontrar las tijeras de podar e ir al cuarto de contadores? ¿pudo cortar alguno de los cables y dejar a los vecinos sin luz? ¿no se habrá quedado dormido justo antes de cortar nada y tirado en el suelo al lado de esos cables? ¿cortaría los cables y se electrocutaría? ¿saldría de aquella o solamente lo soñó? ¿Pudo dormirse en casa o lo hizo en un hospital? ¿y si todo en realidad fué solamente un sueño..? ¿Y si al final no ha sido más que un trocito de imaginación porque esa tarde el jamaicano y la vieja de arriba no me dejaron dormir la siesta...? Demasiadas preguntas ¿verdad?, pero todas son posibilidades que quise dejar en el aire... ¿crees que lo conseguí? Si es así, es cierto que me alegro.
    Por cierto, casi mejor no haber sabido lo de las aspirinas. De todos modos, no me las dejan tomar, je.

    Un abrazo muy grande para cada uno de los dos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Teuvo por la invitación. La tendré en cuenta.

    Arturo, ni te imaginas la de veces que pensé que la vieja o el marido atarvesarían de una u otra forma el techo y me caerían encima... Si no es una con la aspiradora, es el otro con su manía de hacer tonterías de bricolage o caerse de la escalera de mano o de algún banco o silla.

    Hola Eduardo, bienvenido. Te sigo yo también.

    Gracias Juliano. Tu blog también es muy interesante.

    Bienvenida Evanir . La verdad es que he pasado por tu blog y es uno de los más llamativos que he visto.

    Abrazos y besos para todos.

    Carmen.

    ResponderEliminar
  10. así sucede en los sueños.

    ResponderEliminar
  11. Y en las realidades también, algunas veces, David. Bienvenido a mi blog.

    Biquiños.

    Carmen.

    ResponderEliminar

Si alguna vez te has quedado mirando a la luna, o a las estrellas, tú también tienes algo que comentar...
Y si no lo has hecho, nada te impide escribir un pequeño comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...